Los diseños de Emilia Guzmán se basa en lo natural, en la libertad de ser uno mismo, en los sueños y sobre todo, en el crecimiento.